La casilla demoníaca #AcSFacts

Esta semana, en clase (en Ingeniería Física), oí a dos compañeros discutir sobre un acertijo. Ambos estudian Ingeniería Física y Matemáticas, así que fácil no iba a ser… Me ha parecido muy interesante —y, aparentemente, absurdamente complejo- y quiero compartirlo —aún no sé la respuesta, y quiero seguir pensando antes de preguntársela, así que la publicaré en unos días, si es que me la quiere contar y la consigo entender-. Ahí va:

Imagina que vas caminando por la calle con Will Smith. Sí, como sueles hacer de costumbre. De repente, casi como por arte de magia, se os aparece el demonio justo delante y os “invita” a viajar con él a su despacho.

Cas2

Una vez allí, coge a Will y lo aísla completamente: le venda los ojos, le tapona los oídos, le ata brazos y piernas y lo cubre con una sábana. Es imposible comunicarse con él. Entonces el demonio te lleva junto a una mesa sobre la cual hay un tablero de ajedrez, con sus 64 casillas. Él saca una bolsa con monedas y las empieza a colocar meticulosamente sobre el tablero. Una en cada casilla. Situadas exactamente en el centro de cada una —ya sabemos todos lo meticuloso que es el demonio-. Todas las monedas tienen dos caras, bueno, una cara y una cruz. Y no sabemos cuántas caras y cuántas cruces hay boca arriba hasta que no las coloca —podrían ser todas caras, mitad y mitad o cualquier otro resultado-. Tras ello, el demonio te muestra cuál es su casilla favorita —sí, el demonio es muy caprichoso y tiene una casilla preferida-.

Cas1

Te pide luego que gires una moneda con el objetivo de que Will pueda adivinar la casilla favorita del demonio. Tú le haces caso, pero no la volteas tú, sino que mágicamente la moneda se eleva en el aire, se da la vuelta y vuelve a ser depositada en el centro de su casilla —y sí, el demonio las podría haber colocado inicialmente con sus poderes telequinéticos en lugar de hacerlo a mano, pero todos sabemos que el demonio también es muy de estar por casa-. Finalmente, intercambia tu posición y la Will. ¿Qué moneda has girado para que Will pueda conocer la casilla favorita del demonio?

Nota importante: como Will y tú estáis muy acostumbrados a estas apariciones, ya habíais planeado qué hacer en caso de que tuvierais este problema. Es decir, Will sabrá interpretar tu movimiento igual que tú.

Good luck! =)

La brillantez de lo absurdo

Día a día nos vemos inmersos en innumerables e indescriptibles situaciones absurdas, completamente inverosímiles –yo, cada día que pasa más-. Y los causantes de todas ellas –o de la gran mayoría- somos nosotros. Vivimos en ocasiones lo absurdo con humor, aunque no debiera ser así. Tomemos como ejemplo el circo que hay montado en televisión –sobre todo en algún canal con exceso de programas basura del corazón-. Eso está lleno de vividores y no hace falta más que encenderlo unos minutos para comprobar que la suma del CI –ó IQ- de todos los que hay ahí dentro es igual o menor que la de los peces de mi pecera.

ob_625bf4_ijfv9kz

Bueno, podremos comprobar esto si y solo si –como diría un matemático- no están en intermedio… Porque a veces, para un rato que enciendes la tele, te tragas más publicidad que otra cosa. Publicidad que, por otro lado, no tiene por qué ser aburrida ni molesta –aunque en general lo sea-. Puede ser incluso absurda. Absurda. Simpática. Graciosa. Brillante. Como los anuncios de mixta, con su gato o con el legendario pato Willix. O como el siguiente spot australiano desarrollado con el objetivo de promover la seguridad cerca de las vías –por cierto, es una sencilla canción con un inglés bastante claro, ¡va bien para practicar!-:

Y, muy a mi pesar –en realidad no- e intentando no ahondar en esto para evitar que parezca que repetimos tema, no podemos dejar pasar el humor absurdo. Que a veces también es brillante. Una muestra:

images

Además, no siempre lo absurdo tiene por qué ser simple o idiota. También puede ser complicado. Enrevesado. Difícil. Extraño. Absurdo, al fin y al cabo. Pensé que iría bien recordar aquí aquello del 1+2+3+4++…=-1/12 –si esto no es tan increíble como absurdo, apaga y vámonos-. Hablando de mates… Propongo un juego: ¿qué ha pasado para que haya llegado en la siguiente deducción a un resultado absurdo?

Sean a=1 y b=1, entonces

a=b

aa=ab

aa-bb=ab-bb

(a-b)(a+b)=b(a-b)

a+b=b

¿¿ 2=1 ??

Para acabar, no podemos irnos sin ver algo increíblemente absurdo. Algo que hay que ver para creer. Algo que basta creer para ver. Un fuerte aplauso para Teller, el bajito del dúo “magicómico” Penn & Teller =)